Características


DSCF8105

Presenta un ciclo reproductivo amplio, cercano a 10 meses para la zona central de Chile. En la X Región las ovejas adultas presentan un ciclo de 7 meses, que comienza a mediados de febrero y se puede prolongar hasta Agosto, característica que permite adecuar la fecha de partos en la mejor forma a la curva de crecimiento de las praderas.

La prolificidad potencial es del orden del 180% para hembras adultas , bajo un régimen de buena alimentación durante el período previo y durante el encaste.

El peso adulto de las hembras alcanza a 80 kilos y en los carneros 90-100 kilos. Los animales tienen una cara totalmente despejada, de color blanco y muy ocasionalmente jaspeado marrón, cabeza fina, cuerpo largo, con una buena alzada y excelente desarrollo del tren posterior. Los machos pueden presentar cuernos rudimentarios de pequeño tamaño.

Las patas suelen presentar coloración marrón, con pezuñas generalmente negras .

Posee la cabeza totalmente despejada de lana y un alto porcentaje de ovejas presenta la barriga con muy poca lana o sin ella,  facilitando así el acceso del cordero a las ubres.

Tiene alta precocidad sexual, pues con una nutrición adecuada las hembras se pueden reproducir a los 7 meses de edad con 50 kilos de peso vivo. A nivel comercial se ha obtenido 1,2 corderos destetados por hembra de 12-13 meses de edad.

Otro factor muy importante es la longevidad productiva, pues alcanza fácilmente los 8 años de edad, periodo en que se obtienen 8 partos.

Produce entre 3.5 y 4 kilos de lana por año, de color blanco, con  7 a 8 cm. de longitud y finura de 28 a 30 micras.La lana se considera un subproducto, pues representa menos del 10% del valor de los ingresos, que provienen fundamentalmente de la producción de corderos.

Tiene un hábito gregario, adaptándose bien al manejo intensivo, tanto en secano como en climas lluviosos y al uso de suplementos alimenticios.

Bajo condiciones de manejo extensivo tradicional en praderas naturales también se comporta muy bien, aunque su mejor desempeño lo logra en praderas de alta calidad, propias de la zona sur.

En ovejas adultas, aproximadamente el 30% de los partos producen un cordero único; el 62% corresponde a partos dobles y el 8% a partos triples.

La producción de leche en el peak de la lactancia alcanza a 4 lts. diarios, lo que se refleja en la alta ganancia diaria de los corderos, no teniendo ningún inconveniente en criar mellizos e incluso trillizos, con ganancias diarias de sobre 0.3 kg en corderos mellizos  y hasta 0,5 kg diarios en corderos únicos hasta los 100 primeros días de lactancia.

Estas cifras  superan ampliamente a las razas tradicionales presentes en el país, donde los corderos únicos no superan los 0.22 kg diarios. También supera la ganancia de peso de los corderos de otras razas compuestas que generalmente carecen del aporte genético del EAST FRIESIAN, factor fundamental para lograr corderos de rápido crecimiento.

Se caracterizan por presentar una baja cobertura de grasa hasta pesos bastante elevados. Por ello es posible faenar corderos con 50 o más kilos de peso vivo, aproximadamente a los 5 meses de edad, sin problemas de exceso de grasa y con un excelente desarrollo muscular, particularmente en los cortes de mayor valor: chuletas; lomo y piernas.

El rendimiento a la vara respecto al peso vivo destarado se ubica entre el 47 y 50%, mientras que la mayor parte de otras razas sólo presentan un 43%.

El aporte del genotipo Texel, presente en su composición genética, produce corderos de gran uniformidad y excelencia carnicera; con elevado peso de faenamiento y rendimiento al desposte; cumpliendo sin problemas con las exigencias del mercado norteamericano que requiere un cordero de gran tamaño y desarrollo muscular con poca grasa.

La raza GOLDENSHEEP en Chile se ha adaptado en excelente forma, tanto a condiciones de manejo intensivo en el secano costero central de clima mediterráneo árido, con 8-10 ovejas/ha, como a su explotación en riego (20 ovejas/ha). Recientemente se explota a escala comercial en la lluviosa zona sur , con excelentes resultados y en praderas de muy alta producción ( 15 ton de materia seca/ha/año) con cargas de 18 ovejas/ha.

Por ser un animal de muy alta productividad requiere una alimentación adecuada y de calidad. Es muy eficiente, porque es capaz de producir más que su propio peso vivo al destete (4 meses), con corderos de sobre 40 kilos cada uno a esa temprana edad.

Esta raza no requiere de un cruzamiento terminal para producir carne de excelencia, lo que simplifica notoriamente el manejo de los rebaños, pues para la reproducción se utiliza sólo carneros GOLDENSHEEP y en el predio se mantiene una sola raza.

En otras palabras, en una sola raza se ha logrado combinar todas las bondades de una línea materna con gran producción de corderos, incorporando además la excelencia en la producción de carne que aporta un cruzamiento terminal; pero evitando las complicaciones que implicaría este manejo al tener que utilizar 2 rebaños separados, y tener que eliminar las crías hembras resultantes del cruzamiento terminal. Esta situación permite acelerar el crecimiento de la masa reproductora, pues sólo se eliminan las hembras que han completado su ciclo productivo a los 8 años de edad y un porcentaje bajo de corderas por selección.